viernes, 8 de mayo de 2009

Chequea la censura del Internet en paises comunistas

http://4.bp.blogspot.com/_UNk_6XhKms4/ScXbAgESsBI/AAAAAAAAG7s/tMGFomr6Ckw/s320/comunismo+alambre+pua.jpg
imagen tomada de Yuka ( htttp:yuk4.blogspot.com )

Chequea la censura del Internet en paises comunistas
Alexs Osorio H.
aosorio@prensa.com
El más libre de los medios de comunicación al parecer no es tan libre después de todo. El alcance de internet ha empezado a preocupar a más de un gobierno, sobre todo a los autoritarios, y muchos han optado hasta por crear organismos para censurarla.

Actualmente funcionan dos modalidades de censura o control en la internet: la que cuenta con el apoyo de muchos cuando se bloquean sitios con material pornográfico y la impopular cuando los gobiernos bloquean sitios en las que aparecen ideas contrarias a sus posiciones e impiden a sus ciudadanos tener correos electrónicos.

El caso más grave de censura en internet se da en China, y es justamente este país el que quizá tenga el sistema de censura en la red más sofisticado del mundo.

En los últimos años, el Gobierno ha invertido millones de dólares en crear lo que se ha venido a conocer en un juego de palabras como "La Gran Muralla Cortafuegos de China".

Se estima que estos esfuerzos han tenido apoyo desde fuera y que grandes compañías basadas en EU han vendido sofisticado software al Gobierno chino para que pueda monitorear y filtrar los contenidos en la red.

Google, por ejemplo, en enero de 2006 modificó su sitio en el idioma chino para que el buscador impida el acceso a páginas que molestan a las autoridades.

Lo que más inquieta a las autoridades chinas son aquellos sitios de internet que hablen sobre derechos humanos, la posible independencia de Taiwan o sobre la masacre de la plaza de Tiananmen, en Beijing, llevada a cabo por el Ejército de ese país en 1989.

Pero a pesar de que Google cedió ante las presiones de China, los usuarios en este país del buscador se quejan de los constantes bloqueos de su sitio.

"Google no funciona hace cerca de un mes, y parece ser un problema común (...) El Gobierno siempre intenta tener el control de internet, por lo tanto esto podría ser la principal razón de estas fallas", dijo esta semana una estudiante de tecnología de la información de Beijing, quien prefirió mantener su anonimato

Oficialmente, China no censura la red. Según Beijing, sus regulaciones no difieren de las de Estados Unidos, Reino Unido o cualquier otro país.

Las autoridades alegan que solo bloquean sitios a los que califican de peligrosos, como los pornográficos o los que promueven el terrorismo.

Pero la realidad es otra. La prensa independiente dice que basta con intentar acceder al sitio de la BBC desde un cibercafé de Beijing para comprobar que es imposible.

Lo mismo sucede cuando se intenta entrar desde Beijing a las páginas electrónicas del diario estadounidense The New York Times, o a las organizaciones Amnistía Internacional o Human Rights Watch, que no pueden calificarse como pornográficas o peligrosas.

Pero los esfuerzos de China por censurar internet no se han limitado a la adquisición de tecnología, sino que también, según la organización Reporteros Sin Fronteras, ha contratado a 30 mil personas para vigilar lo que hace la gente conectada a la red.

Los ‘ciberpolicías’

En junio de 2005, el Gobierno chino comenzó una campaña de reclutamiento de otros 4 mil vigilantes para reforzar el control sobre los contenidos de las páginas web visitadas en los cibercafés, un paso más para aumentar la censura on line, según la prensa independiente del país asiático.

Estos "oficiales de seguridad de internet" son contratados por el Buró de Seguridad Pública y tienen el objetivo de borrar lo que consideran "toda clase de información insana para salvaguardar las páginas web".

En la práctica, deben reportar a la policía cualquier visita de un cliente de cibercafé a una página web pornográfica, intentos de obtener datos confidenciales o la distribución de información falsa, según el diario South China Morning Post.

Los reclutados tienen conocimientos especializados de informática e internet y "un buen conocimiento de la política gubernamental", lo que parece indicar que su cometido también implica el control de información contraria a la línea oficial del gobierno comunista.

Estos ciberpolicías actúan en los 800 cibercafés y 3 mil proveedores de servicios por internet que operan en Beijing.

El director de la sección de Internet en el Buró de Seguridad Pública, Zhao Shiqiang, ha afirmado que el cuerpo de ciberpolicías se ha creado debido al gran aumento de los delitos relacionados con la red informática en Beijing, en su mayoría fraudes bancarios y robo de datos personales.

Sin embargo, la prensa independiente señala que la creación de los ciberpolicías responde a los deseos del Gobierno chino por controlar los contenidos en la red, sobre todo de tipo político y aquellos en los que se condenan las violaciones a los derechos humanos.

Registros de ‘web’

Beijing también obliga a registrar ante las autoridades toda página web o blog, y en marzo de 2005 cerró los foros de discusiones de algunas prestigiosas universidades, en los que eran frecuentes los comentarios críticos con el Gobierno.

Pero la lucha por la censura de internet del Gobierno chino también ha llevado a personas tras las rejas. De ejemplo se puede citar el caso del periodista Shi Tao que fue condenado a 10 años de cárcel por enviar un correo electrónico al extranjero en el que incluía las restricciones que el gobierno de China iba a imponer a la prensa con motivo del 15 aniversario de la masacre de la plaza de Tiananmen.

Otro caso muy conocido fue el de tres jóvenes chinos, que este año fueron sentenciados a prisión con condenas de entre ocho y 10 años por usar internet para enviar información "sensible" a sitios en el exterior.

Pero la censura en internet no es un fenómeno exclusivo de China.

Controles en Cuba

Aunque Cuba ha prometido convertirse en una fuerza de la era digital y miles de sus ciudadanos reciben entrenamiento en una nueva escuela de tecnologías electrónicas en las afueras de La Habana, el Gobierno pone todo su empeño para evitar que sus ciudadanos naveguen libremente en la red.

Puede que tiendas en La Habana muestren computadoras de la última tecnología, pero los cubanos no están autorizados a adquirirlas sin un permiso especial que raramente se concede.

Similares restricciones sufren los que pretenden abrir una cuenta con el proveedor estatal de servicios de internet.

Las excepciones incluyen solo a funcionarios oficiales, académicos y ciudadanos extranjeros.

Las autoridades alegan que las restricciones se deben a la necesidad de asegurar que internet se use solo con propósitos "sociales y colectivos".

Aunque todos los medios de prensa cubanos están rigurosamente controlados por el Estado, La Habana niega que practique la censura en la red.

El Gobierno, sin embargo, reconoce que bloquea algunos sitios, a los que califica de "terroristas, xenófobos o pornográficos".

Sitios de exiliados cubanos y algunos basados en EU que publican materiales enviados por los disidentes que viven en la isla, no son generalmente accesibles.

Según las organizaciones Amnistía Internacional y Reporteros Sin Fronteras, también es censurada la internet en Túnez, Vietnam, Irán e Israel, Emiratos Árabes Unidos, Siria, Kazajastán, Kirguistán, Bielorrusia, Myanmar, Birmania, las islas Maldivas y Egipto.

En el caso de Siria el acceso a internet está oficialmente prohibido a los particulares y en Birmania la persona que ose omitir que posee una computadora se arriesga a pasar varios años en la cárcel.

En los Emiratos Árabes Unidos es imposible acceder a páginas web con contenido político y en su lugar se encuentran mensajes que explican que están bloqueadas debido a que "el contenido es inconsistente con los valores religiosos, culturales, políticos y morales del país". Para Amnistía Internacional, que ha lanzado una campaña contra la censura en internet, el asunto es muy serio y advierte que es una nueva amenaza contra la libertad.

La organización internacional denunció que en el mundo hay muchos "ciberdisidentes" encarcelados por expresar sus opiniones políticas en la web, además expresa su preocupación por el cierre de muchos cafés con acceso a internet , la confiscación de computadoras y el monitoreo de las salas de chat.

"Internet es una enorme y poderosa herramienta. Vemos que algunos gobiernos están censurado el acceso a la red o encarcelando a personas por mantener conversaciones sobre democracia y libertad", dijo Kate Allen, directora de Amnistía Internacional para el Reino Unido.

"Internet se ha convertido en un nuevo campo de batalla en la lucha por los derechos humanos", dijo Allen.

"Su potencial de otorgar poder a las personas y educarlas, de permitirles compartir y difundir opiniones, ha impulsado a algunos gobiernos a tomar medidas enérgicas en su contra", añadió.

Como parte de su campaña, Amnistía Internacional llama a la gente a firmar una declaración , que será presentada en noviembre en un encuentro de las Naciones Unidas sobre el futuro de internet.

DATOS CURIOSOS

CHINA: La cifra de internautas en este país alcanzó los 111 millones en 2005.

COREA DEL NORTE: No fue hasta 2004 cuando empezó a contar con acceso a internet aunque bajo restricciones.

POLÉMICO: Un ciberdisidente fue condenado a prisión en 2003 gracias a los datos proporcionados por Yahoo! al Gobierno chino.

CIFRA: Se estima que en el mundo hay mil millones de internautas actualmente.
publicado en blogcindario

No hay comentarios:

AMLO.SI

AMLO.SI
#30MillonesConAMLO

Escribenos y participa con nosotros

Escribenos y participa con nosotros